¿Por qué el dopaje es todavía un tabú?

¿Por qué el dopaje es todavía un tabú?

Análisis y desciframiento de un fenómeno social que sigue siendo un tabú: el dopaje no es sólo responsabilidad del deportista.

 

Reading TimeTiempo estimado de lectura: 3 minutos

opage soigneur bdUn tema tabú… Obviamente, el simple hecho de escribir o pronunciar la palabra «DOPAJE» parece molestar a todos los protagonistas del mundo del deporte. Las únicas ocasiones en que esta palabra aparece en letras mayúsculas, en caracteres llamativos o incluso en colores es cuando se tiene que privar a un atleta de todo el reconocimiento que ha logrado debido a una «mala conducta». Esta actitud de los medios de comunicación es un inicio para entender el silencio de los profesionales del deporte. Así que si queremos avanzar en la cuestión de un modo u otro, ¡hay que hablar! Tratemos de entender las otras razones que hacen de esta práctica un tema impropio de mencionar en virtud de las conveniencias sociales o morales (definición del término en francés del diccionario Larousse).

 

El miedo a la sanción

 

sanction dopageLa sanción, o tal vez las sanciones, recaen sobre el deportista de la noche a la mañana. Se las puede clasificar en dos partes: por una parte la sanción profesional y por la otra la sanción mediática. Ambas aterran a los atletas. La primera puede llegar hasta la prohibición de practicar, de ejercer el deporte al que la mayoría de ellos han dedicado sus vidas desde una edad temprana, todo esto mientras pierden su fuente de ingresos (premios, contrato con patrocinadores, etc.). La segunda alcanza el honor, el orgullo del deportista, amado por unos y adorados por los aficionados de su deporte. Cuando se da a conocer el dopaje del atleta, todo este reconocimiento se evapora para dar lugar a insultos, críticas y juicios. Las historias precedentes como las de Carl Lewis y Ben Johnson, reconocidos velocistas, o incluso la del ciclista Lance Armstrong son ejemplos que están presentes en la mente de todos. Uno puede entender fácilmente que los protagonistas de este deporte no quieran hablar sobre el fenómeno del dopaje para no correr el riesgo de terminar en la ruina financiera y moral por estas sanciones.

Deportistas dopados: culpables, pero ¿son ellos los únicos responsables?

El tema del dopaje también sigue siendo un tabú por una razón diferente. Si un nadador, un atleta o futbolista se dopan, entonces debemos preguntarnos por qué lo hacen. Y ahí podrían descubrirse cosas que podrían poner en jaque a los organismos deportivos. Desde finales del siglo XX, el deporte se ha transformado y adaptado a nuestra economía, convirtiéndose en un producto comercial que genera sumas astronómicas que superan nuestra imaginación. Y al igual que cualquier producto financiero, hay que mejorarlo, optimizarlo y en el mundo del deporte esto se traduce en calendarios más cargados de eventos y también en la necesidad de rendimiento y multiplicación de récords. Por otro lado, están los patrocinadores, que representan en muchos casos la principal fuente de ingresos para los deportistas, y ellos quieren campeones para representar a sus marcas. Son ellos quienes ejercen presión sobre los atletas para tener los mejores resultados y les dan la impresión de no tener el derecho a fracasar. Desde este punto de vista, podemos imaginar que si la máscara del dopaje se levantara, los responsables posiblemente no serían los deportistas.

soigneur responsable

Historias inusuales, ¡excusas a veces inverosímiles!

Al igual que los niños a los que se les pilla haciendo trampa, algunos deportistas y su entorno tienen como primera línea de defensa las excusas, cada una más inverosímil que la anterior. Esto hace una vez más que el tema sea tabú. Los atletas no están listos para admitir que han tenido que recurrir a productos prohibidos y a veces llegan a caen en el ridículo para disimular la práctica. Estas son algunas de las perlas para reírse de aquello que tanto asusta en el deporte.

El triple ganador del Tour de Francia, Alberto Contador, se escondió detrás de un filete español «lleno de clembuterol» para justificar la presencia en su metabolismo de este producto prohibido.

En Lausana, en el año 2007, el equipo de remo ruso fue descubierto con jeringas que habían tirado a un contenedor de basura de reciclaje.

En los Juegos Olímpicos de Londres, fue el atleta estadounidense LaShawn Merritt quien confesó haber ingerido DHEA con el fin de agrandar su pene.

Top-10-Excuses-dopage

Conclusión

Importa poco nuestra posición sobre el dopaje, es el deber de todos los deportistas profesionales romper estas barreras. Al igual que con todos los temas de debate, la libertad de expresión facilita la discusión y el progreso, para que el deporte pueda convertirse en un placer y en un momento de distribución equitativa a todos los niveles y no un riesgo para los participantes. Para romper el tabú, los atletas, su personal y las federaciones tienen un papel importante que desempeñar.

3 comments

  1. Le seul sport dans lequel le dopage n'est pas considéré comme tabou c'est la pétanque. Remarque les joueurs de pétanque prennent de le PASTAGA tout au long de la journée et ça influe dans leur manière de jouer. Ils sont plus décontractés, etc.(Rire

  2. Dans certain sport US il est plus ou moins toléré du moins à une certaine dose....

  3. et aussi surtout la mentalité française.... c'est pas les states malheureusement :(

Dejar un comentario